Inicio / Justicia / Peritaje concluye que el ‘Chapo’ sufre ansiedad

Peritaje concluye que el ‘Chapo’ sufre ansiedad

  • El documento de 11 páginas revela que Joaquín Guzmán presenta ”un trastorno neurocognitivo leve”, los cuales se le controlan con medicamentos

“Joaquín Archivaldo Guzmán Loera presenta en este momento signos físicos y síntomas que demuestran que fue y está siendo sometido a malos tratos durante su estancia carcelaria”, concluye un peritaje médico realizado a finales de agosto pasado.

El documento de 11 páginas, al cual se tuvo acceso, señala que el líder del Cártel de Sinaloa padece “un trastorno de ansiedad generalizada y un trastorno neurocognitivo leve”, así como alucinaciones auditivas, desorientación, pérdida de memoria a corto plazo y dolores de cabeza.

El médico psiquiatra que realizó el examen, Julio César Ayuzo González, agrega: “Dichos trastornos se han controlado de forma parcial con la administración de Triazolam [Benzodiacepina con efecto ansiolítico]; sin embargo, no se recomienda su uso prolongado, además de que se sugiere que sea atendido por el servicio de psicología y psiquiatría para el control de los trastornos que padece”.
Denuncia tortura psicológica
El informe titulado Dictamen en materia de medicina con fundamento en el Protocolo de Estambul cita palabras del “Chapo”: “Desde mi detención en Almoloya todo se volvió un infierno, cada cuatro horas me despertaban para ponerme frente a la cámara para pasar lista. Estoy siempre vigilado, no me dejan dormir, en la celda estaba siempre la luz prendida. Para ir al baño igual siempre tenía un custodio atrás de mí, nunca he padecido de estreñimiento pero con esto me empezó a dar, igual para bañarme siempre hay alguien conmigo vigilándome”.

El informe médico añade que Guzmán Loera aseguró: “No me han golpeado, pero prefiero eso a que no me dejen dormir, o que me hagan esta tortura psicológica, el dolor de los golpes se va, pero esto me está poniendo cada vez más mal”.
El sinaloense también asegura que tiene problemas de memoria. “A veces escucho como si hubiera un custodio fuera de la celda, pero cuando me asomo, no hay nadie. Me dolía la espalda y la cabeza (…) Desde Almoloya me dieron Triazolam para poder dormir, con eso me he sentido mejor”.

Sobre el Triazolam, los abogados aseguraron esta semana que las autoridades del Cefereso 9 le han reducido la dosis a un cuarto de pastilla.

Su defensor, Andrés Granados asegura que su cliente le hizo saber que podría no sobrevivir hasta diciembre de este año. “Queremos que tengan bien claro que él [Guzmán Loera] no se va a suicidar, el daño que pudiera sufrir es por la tortura y el aislamiento que le está provocando el Gobierno federal”, dijo.

El examen médico de dos horas incluye observaciones del médico: “Al examen mental encuentro al evaluado masculino con edad aparente mayor a la cronológica, íntegro, bien conformado, con aliño e higiene adecuados Se encontraba orientado en lugar y circunstancia, no así en fecha; se encontraba sentado en una silla, no pudo mantener la misma posición durante la entrevista, mantuvo escaso contacto visual con el entrevistador. Habla con velocidad, volumen y cantidad disminuidos.
Incongruente con afecto descrito como ‘estoy mal’. Negó la presencia de ideas de muerte, suicidas y delirantes”.

El “Chapo”, quien fuera el líder del Cártel de Sinaloa, se describe como un agricultor nacido el 4 de abril de 1957, en La Tuna, Sinaloa, y con segundo año de primaria terminado. Asegura ser católico y haber vivido con su madre previo a su detención. Dice haber bebido alcohol desde los 18 años, haber probado la marihuana a los 20 y nunca haber usado otra sustancia psicoactiva.

Asegura que recibe visita de su esposa una o dos veces por mes, y sale al patio a hacer ejercicio una vez por semana, sin tener contacto con otros reclusos.

En otra evaluación realizada por el maestro en psicología Eric Chargoy, se detalla que la privación sensorial a la que está sometido el “Chapo” es una técnica de tortura psicológica creada en la década de los 50 por la CIA y consiste en privar a una persona de la luz, sonido, olfato y tacto.

Este documento describe a Guzmán como un hombre de coeficiente intelectual promedio y tiene las mismas conclusiones que la evaluación más reciente.

El médico califica con un 27 de 30 puntos la salud mental de Guzmán Loera, y detalla: “Indica la presencia de un deterioro cognitivo leve. Los errores se detectaron en memoria inmediata y atención”.

Las declaraciones de la defensa legal de Guzmán Loera se dan a unos días de que la Procuraduría General de la República (PGR) diera luz verde a su extradición hacia Estados Unidos. A partir de ayer, la defensa tiene 10 días hábiles para presentar el caso a un tribunal colegiado.

Sin embargo, Silvia Delgado, miembro del equipo defensor del “Chapo”, dijo que este documento no pretende detener la extradición de su cliente, sino acreditar que está siendo sujeto a tratos inhumanos.

“Buscamos que la Justicia de la Nación lo ampare, por estar recibiendo tratos inhumanos y tortura. No tiene nada que ver con los procesos de extradición, no ayuda ni perjudica”, explicó Delgado.

Sigue leyendo...

Reportó que le habían robado a su hijo de 2 años, pero ella lo mató y tiró en un baldío

Vistas: 8.937 Nogales, Sonora.- Trágico desenlace tuvo la búsqueda de un niño de 2 años, …

Violaron y asesinaron a una niña de apenas cinco años; ya fueron sentenciados

Vistas: 10.068 Izamal, Yucatán.- Después de más de cuatro años, la justicia finalmente llegó para …

Desquiciado sujeto mató a tubazos a su papá, a su mamá y a una sobrina

Vistas: 7.427 Altamira, Tamaulipas.- Escalofriante crimen cometió un sujeto en el interior de una vivienda …

Le echó acido en la cara a su ex pareja porque se negó a volver con él

Vistas: 4.193 Tepeaca, Puebla.- Por venganza, un profesor del municipio de Tepeaca le desfiguró el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *